17 mar. 2009

INFORME DE GESTIÓN 2008

En el mes de mayo del año 2008 en la ciudad de La Plata, se realizó el lanzamiento de la ENEBA (Escuela Nacional de Entrenadores de Básquetbol). Esta entidad que depende de la CABB (Confederación Argentina de Básquetbol), es la institución que otorga las licencias de habilitación para trabajar a los entrenadores de todo el país en los distintos niveles, 1, 2 y 3, y se conformó a partir de un proyecto auspiciado por la Asociación Platense de Básquetbol (APB), la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y la Dirección de Deportes de esta misma ciudad.

La ENEBA La Plata, ha sido denominada con el nombre de nuestro querido compañero y amigo Gustavo Mugni, quien se encontraba desempeñándose como profesor principal junto a Facundo Petracci en el Nivel 2. El “Negro” fue sin duda uno de los mayores impulsores de este proyecto, y su inesperada partida, luego del comienzo de las clases, ha sido un vacío muy difícil de superar para todo el básquetbol platense. Su destacada trayectoria como jugador y entrenador durante años en equipos de la APB y de nuestros seleccionados, amerita sobradamente la denominación de la Escuela con su nombre, idea que fue apoyada unánimemente por todo el staff de profesores de ENEBA y demás entrenadores de la ciudad.

Con la premisa de llevar a la práctica los principios que la configuraron, la gestión 2008 se caracterizó fundamentalmente por el intento permanente de la búsqueda de la excelencia en la formación profesional.
Este proyecto se constituyó con una orientación hacia la formación académico/profesional. En este sentido, se conformaron, tanto los planes de estudio, su distribución cronológica, como el plantel de profesores elegidos para plasmar esta idea en la realidad.
Del mismo modo, fue intención de la coordinación de la ENEBA La Plata, desde el mismo momento de su apertura, el poner en conocimiento a los alumnos, que ENEBA no sólo es una institución de capacitación y habilitación laboral, sino también, un espacio en el que todos aquellos actores que en ella se vinculen, encuentren un lugar donde puedan resolver los conflictos específicos que la enseñanza deportiva presenta, a partir del desarrollo de un sentido de pertenencia y participación con la escuela.
Para tal fin, se establecieron una serie de objetivos constitutivos, que en todo momento trataron de ser llevados adelante:

Considerar a la ENEBA, no sólo como un ámbito técnico /laboral de capacitación, sino también como un ámbito de producción de conocimientos acerca del básquetbol.
ENEBA La Plata no sólo quiere limitarse a la fiscalizar, supervisar y otorgar licencias, sino también, posibilitar los medios que permitan establecer un estrecho y continuo vínculo profesional entre los profesores de la institución y sus alumnos. Esto posibilita, a su vez, un intercambio permanente de saberes a partir de un diálogo personalizado. Es decir, la escuela tiene, además, como una de sus finalidades principales dentro de la formación de entrenadores, poner a los docentes que en ella se desempeñan, al servicio de los alumnos, y de esta manera, consolidar en la práctica las propuestas teóricas en las que se sustenta. Razón por la cual, la teoría se vinculó permanentemente con la práctica, y ésta a su vez, con los problemas reales que se presentan en los diferentes contextos que se pudieran abordar.
Nuestra Escuela de entrenadores, entonces, pretende ser un punto de confluencia donde desemboquen todas las tensiones que la enseñanza del básquetbol presenta, articulando de esta manera la búsqueda permanente de soluciones, a través de la discusión, del debate y de la revisión epistemológica de las teorías que condicionan la práctica pueden ocasionar.

Generar la apertura de criterios permanentes, necesaria para que todas aquellas personas vinculadas al básquetbol, encuentren en la ENEBA el ámbito ideal para expresarlos.
En este sentido, y con la convicción de que en el respeto por la diversidad nos permite encaminarnos hacia la excelencia profesional, se trató de comulgar con una idea de gestión que se ha caracterizado por la democratización de sus principios. Para tal fin, se posibilitó la participación de todos los entrenadores que así lo quisieran, tanto para el dictado de clases, la supervisión de prácticas o la asistencia voluntaria a cada una de las disertaciones.
En este devenir de ideas que se vieron reflejadas en un año de arduo, pero muy gratificante trabajo, se puso a disposición de los alumnos a un grupo de profesores que comulgaron permanentemente, y con el más completo compromiso, hacia los objetivos que toda capacitación profesional debe tener. La selección del personal docente, no sólo tuvo en cuenta la destacada trayectoria de los integrantes como entrenadores de básquetbol dentro del ámbito local, nacional y también internacional, sino también su especialización académica en relación a los temas que le tocó abordar. Es así que reconocidos especialistas como, Armando de los Santos, Facundo Petracci, Rodolfo Pássaro, Fernando Rivero, Gustavo Mugni, Miguel Russo, Claudio Álvarez, Marcelo Giles, Carlos Fernando Valdéz, Alejandro Amiconi, Manuel Álvarez, Adolfo Berstch, Germán Hours, Gustavo Pérez, Pablo Epeloa, Alejandro Bernat, Marcelo Etchegaray y Cristian Jorgensen, entre otros, que con sus saberes demostrados en el contexto competitivo y académico, jerarquizaron con su presencia la tarea emprendida.

Posibilitar un espacio donde se de lugar a nuevas tendencias de trabajo, a los futuros entrenadores y a la revisión teórica de la práctica.
A partir del vínculo con la Universidad de La Plata y con la Dirección de Deportes de la Municipalidad de La Plata, se llevó a la práctica una idea en donde la teoría deje de ser ese ámbito fatídico que tanto malestar genera, para pasar a ser otro en el que el saber cobre un lugar fundamental como generador de emprendimientos en todos los contextos posibles a donde el básquetbol pueda llegar. Situación que se vio reflejada en los recursos que utilizó la ENEBA para el normal desarrollo de sus prácticas. Se dispuso de un tinglado perteneciente a la Universidad Tecnológica Nacional para el dictado de las clases, materiales de trabajo e insumos suministrados por la Dirección de Deportes y profesores que acercaron sus espacios de trabajo para las clases prácticas, como la UNLP o clubes afiliados a la APB. El objetivo perseguido, es entonces, generar profesionales que se caractericen por la solidez de sus conocimientos y no, por ser meros reproductores de teorías que llegan de otros contextos. En este sentido, la observación de prácticas docentes a cada uno de los alumnos en los distintos clubes de la APB y también dentro del ámbito del profesorado Universitario en Educación Física ha sido una experiencia muy enriquecedora para alumnos y profesores. Hemos nombrado un profesor tutor, encargado de hacer un seguimiento de las prácticas de los alumnos de la ENEBA La Plata, posibilitando entre el cuerpo docente y los alumnos un intercambio de ideas y opiniones que permitieron una adecuada evaluación dentro del ámbito laboral. Entendiendo la construcción de este saber no solamente como un saber teórico sino prominentemente práctico.

Promover la formalización de los saberes, a través de documentar todo lo que la ENEBA genere, para posibilitar el mejoramiento continuo de sus prácticas.
En relación a este objetivo, todas las clases han sido filmadas lo que nos permitió un registro exacto de lo ocurrido en ellas, de manera de poner a disposición de los alumnos las copias de los DVDs que se realizó a modo de compendio de las clases. Al mismo tiempo se les solicitó a todos los profesores que desarrollaran por escrito los contenidos abordados en las clases, para facilitárselos a los alumnos. Lograr que se comience a formalizar la producción escrita es también una de las metas propuestas, ambiciosa es cierto, pero orientada hacia la calidad de la enseñanza. La producción que se pueda hacer en cualquier ámbito, no podrá ser difundida y generadora de más saber si no se la puede promover a partir de la publicación. En este sentido, el convenio firmado con la UNLP, promueve este tipo de emprendimientos, permitiéndonos el uso de la imprenta de la Universidad así como la facilitación de la difusión de nuestros trabajos a través de sus órganos de prensa.

Propiciar los conocimientos necesarios para que cualquier gestión referida al básquetbol, contenga la independencia de saberes necesaria para que no sea condicionada por otros intereses ajenos a la enseñanza deportiva.
Para enfrentar y gestionar este desafío, lo indicado parece ser, dar espacio al desarrollo de un pensamiento amplio y flexible que intente conocer la realidad sin mutilarla, es decir, relacionando o articulando las diferentes facetas que la integran.
Como medida primordial, se considera necesario comenzar a investigar seriamente sobre las propias prácticas, la formación y sobre la producción de conocimiento. Esta producción debe necesariamente ser sistematizada y formalizada, debe generar nuevos saberes, propios, que convaliden nuestra propia práctica.
Como sostiene Giles, “gestionar es planear acciones, conducirlas, ejecutarlas y evaluarlas” . Esta definición, como cualquier otra, podría cerrar el análisis de los problemas que en nuestra opinión se ciernen sobre el tema, pero por el contrario, abrirlo hacia nuevas formas o perspectivas de establecer relaciones posibles entre los problemas de la gestión y el campo del desarrollo del básquetbol.

Finalmente expresar nuestra mayor gratitud hacia todos aquellos que hicieron posible que se pudiera llevar a cabo esta gestión. Considerándolos además, como actores fundamentales, que de alguna manera u otra, participan sin distinción de clase, en un escenario que merece la mejor calidad posible de nuestra participación.



Javier Orlandoni
Director ENEBA La Plata