3 ago. 2012

RECONOCIMIENTOS EN LA CLÍNICA 2012


El sábado 18 de agosto a las 12 hs del mediodía en el club Platense, ENEBA La Plata como parte de la Clínica de Reválida, realizará los habituales reconocimientos a entrenadores y personalidades destacadas del básquetbol platense. Una cita para no perderse y compartir entre amigos, familia y gente del básquet en general. Este año serán reconocidos Jorge Constant, Roberto Bianchi y Alberto Pilín Galliadi. Les presentamos una muy breve reseña de sus trayectorias.
JORGE CONSTANT
 Su carrera como jugador tiene un extenso recorrido; jugó en Unión Vecinal, Universitario, Max Nordeau, YPF y Atenas, donde se consagró campeón durante ocho temporadas consecutivas, época en la que el club de la calle 13 dominaba el básquetbol platense. En la federación metropolitana representó a Boca Juniors, en los años previos a la formación de la Liga Nacional. Bajo la dirección técnica de Armando de los Santos, fue convocado a la selección platense de básquetbol para representar a la ciudad a nivel provincial. En el club Meridiano V° comenzó su carrera como entrenador, al mando de la Segunda División que peleó el ascenso hasta la última fecha de la temporada. Unión Vecinal le permitió comenzar a trabajar con jóvenes jugadores como Santiago García y lo vio campeón en la categoría cadetes. Su paso por Universal fue en tres oportunidades, dos como entrenador, siendo campeón en con dos categorías de los torneos de la APB y la otra como dirigente de La Cueva. También Naútico de Ensenada y Reconquista fueron instituciones que lo cobijaron como entrenador, y que le permitieron mostrar toda su vocación para la formación de jóvenes jugadores. Pacaca, como se lo conoce en el básquetbol de la ciudad, siempre se ha caracterizado por ser un entusiasta y un tipo lleno de convicciones, destacándose como uno de los entrenadores más apasionados por su profesión en nuestro medio.


JORGE CONSTANT, PARADO A LA IZQUIERDA DE LA FOTO, JUGANDO PARA YPF BAJO LA CONDUCCIÓN DEL RECORDADO NELSON DE LUCÍA.
ROBERTO BIANCHI

Roberto Bianchi se inicia como jugador de básquetbol en el club Tacuarí, jugó hasta principios de la década del ´60 en la que es convocado para realizar el Servicio Militar Obligatorio. A su regreso, sus compañeros de equipo le solicitan que se haga cargo del plantel superior, petición a la que accede y despierta en él una profunda vocación por la profesión, y que lo lleva a capacitarse en la Asociación Sarmiento, donde se desarrollaban los antiguos cursos de formación. La performance con el elenco de Tacuarí no pudo ser mejor, con un plantel modesto se metió entre los mejores de la ciudad detrás del poderoso Atenas, que contaba entre sus filas a los recordados hermanos Barreneche. Es convocado por el club de sus amores, Gimnasia, a quien dedicó gran parte de su vida. Tomó durante casi un lustro el plantel superior en la época de transición entre el amateurismo y el profesionalismo y con la llegada al Lobo de Bala Ripullone se vuelca al trabajo en divisiones inferiores. Dirigió grandes jugadores, y sin dudas Carlitos Ferrari fue uno de ellos. Tuvo a cargo también dos seleccionados provinciales, La Pampa en el argentino de mayores de 1975 y Provincia de Buenos Aires en 1982. Toma a cargo por un par de años todo el básquetbol de Max Nordeau llevando a cabo un gran trabajo, para definitivamente vincularse a Gimnasia y Esgrima La Plata por segunda vez y por el resto de su carrera.  Allí, dirigió todo, la primera, las inferiores, fue entrenador, dirigente, jefe de deportes, y una verdadera contención y guía para muchísimos jóvenes que se formaron junto a él. Y además, con la característica de que siempre le puso el pecho a las paradas difíciles que atravesó el club. Imposible no asociar, Gimnasia = Roberto Bianchi.
ROBERTO BIANCHI Y UNO DE SUS JUGADORES MÁS QUERIDOS, EL LOCO ALEJANDRO MUÑOZ


ALBERTO PILÍN GALLIADI

Alberto Galliadi se inicia como jugador en la categoría infantiles en el año 1952 en el club Estudiantes de La Plata. En esta entidad creció, y tras un paso por Asociación Sarmiento cerró su etapa como jugador nuevamente en la entidad albirroja. En 1959 el recordado ex entrenador de la Selección Argentina, Miguel Ángel “Bala” Ripullone lo convoca para la Selección de La Plata y se convierte en el pivot titular durante ocho años. Con el elenco platense se consagró campeón provincial en el año 62 y en el 63, quebrando el liderazgo absoluto en territorio bonaerense que poseía el equipo de Bahía Blanca. De allí en adelante fue parte de la columna vertebral del mítico y glorioso equipo de Provincia de Buenos Aires junto al Beto Cabrera, Fruet y Delizazo. Luego de varios campeonatos argentinos en su carrera, deja la práctica como jugador y se dedica al periodismo, transformándose en un ícono del básquetbol de la ciudad a partir de un estilo inconfundible, llamando al balón “la naranja”, e instalando frases que se han naturalizado en la prensa nacional. Sus tareas en la radio, se extendieron también a la televisión por cable de la ciudad, el ciclo “Naranja al aire” de Dardo Rocha Cablevisión ha registrado momentos inolvidables de nuestro básquetbol.
Su faceta menos conocida, pero no por eso menos exitosa, fue la de entrenador. Dirigió al club Universitario consiguiendo campeonatos en infantiles, cadetes, el torneo de ascenso y luego la primera división. En Atenas, logra los cinco campeonatos que participó en la temporada que estuvo al frente del equipo. Un merecido reconocimiento para una de las personas que han dejado su huella en el básquetbol platense.


PILÍN TOMANDO UN REBOTE EN EL ARGENTINO DE 1967, FRUET OBSERVÁNDOLO DESDE ABAJO

EN EL CENTRO DE LA IMAGEN, DURANTE LA FINAL DEL ´62 QUE LA PLATA LE GANA A BAHÍA EN EL CLUB ASOCIACIÓN SARMIENTO CON PÚBLICO HASTA EN LOS TECHOS.